El ministro de Transporte y Obras Públicas, Gabriel Martínez, visitó algunos lugares afectados por la caída de ceniza del volcán Sangay.