El IESS presentó una denuncia en contra de 17 empresas que no pagaron los aportes de sus trabajadores entre 2009 y 2015.