Dos hermanos murieron electrocutados en Bastión Popular, al noroeste de Guayaquil, al realizar mantenimiento en una antena de televisión satelital que estaba ubicada cercar de cables de alta tensión en la vía pública. 

Uno de los fallecidos murió al intentar salvarle la vida al otro. Moradores del sector piden a las autoridades que intervengan para que se revise el cableado público de la zona.