El pasado jueves, el periodista Roberto Oña fue asesinado tras evitar el asalto de su teléfono celular, la víctima recibió un disparo, que finalmente acabó con su vida. 

La Policía Nacional mediante operativos logró la aprehensión del presunto asesino, que pertenecería a una banda delictiva que opera en la ciudad de Guayaquil.