Los delincuentes recurren a la tecnología para robar carros. Utilizan los llamados “controles universales”. En Guayaquil la cifra de vehículos sustraídos ha aumentado en lo que va del año.