Cerca de $200.000 una banda dedicada especialmente a esta clase de delitos se han llevado de cajeros automáticos de Guayaquil a lo largo de los últimos seis meses.