Por adeudar varios meses de arriendo una joven venezolana fue terriblemente agredida por los dueños del inmueble donde habitaba. El hecho ocurrió en Quito en enero de este año.