Este jueves se cumple un mes del femicidio de Lisbeth Baquerizo, asesinada en su vivienda en Puerto Azul, desde entonces, por este caso hay un solo detenido. El doctor quien habría firmado el acta de defunción que certificaba que Lisbeth había tenido una muerte natural pero rápidamente se conoció que se trataba de un femicidio pues murió a golpes por un objeto contuso u cortante. Investigaciones revelan que Luis Hermida, esposo de la víctima, sí estuvo en su casa durante la tarde, momento en que la habría asesinando y regresó en la noche para crear la escena falsa de la muerte de su esposa.