La exmodelo Carolina Ramos dejó en pausa sus locales de vestidos debido a la pandemia. Ella ha iniciado un emprendimiento de venta de arroz al por mayor y menor, un porcentaje de sus ganancias son destinadas a ayudar a personas necesitadas durante esta crisis.