Un bebé de 10 meses murió asfixiado en Manabí. El pequeño presentaba en su cuerpo moretones por lo que se investiga si se trata de un infanticidio.

Los padres del menor fueron detenidos como principales sospechoso del suceso y en audiencia de flagrancia se les dictó prisión preventiva.