La mayoría de la población carcelaria del país se ha infectado de Covid-19, por eso las autoridades modificaron el protocolo de bioseguridad tomando en cuenta la llegada de la nueva variante del virus.