Desde los exteriores de la Penitenciaría del Litoral un reporte sobre la llegada de 46 internos de alta peligrosidad desde la cárcel de Esmeraldas donde se suscitó un ataque entre tres bandas. Policía y miembros de las Fuerzas Armadas supervisaron el tratados de los reos. Se distribuyo a los internos de una manera específica para evitar que nuevamente se enfrenten.