Un joven de 20 años que se negó a participar en una banda delictiva dedicada al microtráfico de sustancias sujetas a fiscalización fue asesinado en Guayaquil. Según información de los familiares de la víctima el asesino fue un menor de edad del mismo sector.