El cantón Santa Rosa, en la provincia de El Oro, está en emergencia por la intoxicación de al menos,300 personas que consumieron agua potable contaminada. Muchos son niños.