Al menos 10 hectáreas de vegetación fueron consumidas por un incendio en reserva protegida de Manabí