Hoy se instaló una nueva diligencia por la muerte de Lisbeth Baquerizo donde debían rendir su versión los familiares de Luis Hermida, principal sospechoso de del femicidio que investiga la justicia en Guayaquil. Mientras tanto, Alexander Espinales, abogado de la familia, dice haber perdido contacto con ellos puesto que no contestan el número de teléfono que le dieron.