El Hospital de IESS, en el sur de Guayaquil, ha perdido casi seis millones de dólares en medicinas caducadas en los últimos cuatro años. Afiliados han denunciado la falta de medicamentos antes de la pandemia. El actual gerente de Hospital Teodoro Maldonado Carbo, César Torres, explica que la bodega estaba en un 60% desabastecida y ahora ya se encuentra equipada en más de un 90%. 

En el área de cuarentena reposan los medicamentos caducados que, según su administrador, 34 fármarcos han expirado desde el 2017 y 32 de ellos han sido canjeados hace aproximadamente dos meses.