Este martes, la cárcel de Turi, en Cuenca, tuvo el mayor número de asesinados tras el amotinamiento concertado. Los cuerpos de los asesinados están llegando a la morgue de la capital azuaya.