Autoridades en Beirut fueron detenidas como parte de la investigación por la mortal explosión ocurrida el martes.