11 de las 13 personas fallecidas en fiesta clandestina en Perú tenían covid-19.