El regulador de salud de Brasil, Anvisa, dijo el lunes que había suspendido los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus de la china Sinovac debido a un «efecto adverso grave» que tuvo lugar el 29 de octubre. A pesar de todo, el laboratorio chino dijo mostrarse «confiado» en la seguridad de su vacuna, según informó AFP