En varias localidades del país, las unidades educativas que forman parte del plan piloto para el retorno progresivo y voluntario a clases se preparan para recibir a los estudiantes. En la mayoría de los planteles educativos se han implementado señaléticas, lavabos y espacios adecuados para evitar contagios.