Cámaras de seguridad registraron el momento cuando una camioneta atropelló a un lobo marino que estaba acostado en una calle en Galápagos. El animal fue arrastrado alrededor de 20 metros, luego fue chequeado y su estado es estable.