En Esmeraldas las muertes violentas siguen aumentando.