Los juegos Olímpicos registran 17 nuevos casos positivos entre deportistas, periodistas y entrenadores. El país asiático toma medidas para evitar propagar el virus entre los participantes.