En Guayaquil durante la última semana, se pasó de 3 a 10 personas que mueren por COVID-19. La situación hospitalaria es alarmante ante el incremento de casos positivos. Cada día ingresan al Hospital Teodoro Maldonado Carbo llegan pacientes que necesitan una cama en cuidado intensivos, espacio que por el momento no existe.