En Guayaquil las autoridades calificaron como "alarmante" la situación provocada por el COVID-19. En tres semanas se han incrementado los casos positivos en más de 1.000; el Hospital Teodoro Maldonado Carbo amplió su zona para recibir a pacientes contagiados.