En Guayaquil autoridades de salud reconocen que tras tres semanas de confinamiento focalizado en la ciudad se han reducido las muertes por Covitt 19. Sin embargo, no hay espacio disponible para nuevos pacientes críticos en las unidades de cuidados intensivos en hospitales públicos, privados y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.