Por una aparente decepción sentimental, un hombre  decidió lanzarse desde un tanque de 60 metros de altura para acabar con su vida, el hecho ocurrió en Portoviejo.