La Policía Nacional retiró un cadáver de un velorio en Quito, el cuerpo fue llevado a la morgue para conocer la razón real de la muerte al no existir un documento que señale la causa de la defunción.