En Quito hurtan USD 250 mil del interior de un carro blindado que estaba parqueado. Según las investigaciones los ladrones usaron un imán para impedir que la puerta se cerrará y así poder llevarse el dinero.