En Guayaquil detuvieron a un hombre que conducía un auto rojo, vehículo sospechosos de haber trasladado a los asesinos de Efraín Ruales horas antes del crimen.