34 años de condena le dieron al responsable de la muerte de de Gabriela Pedraza, mujer de nacionalidad argentina que fue asesinada en Santa Elena