La vacunación es una de las armas desarrolladas por la humanidad para combatir la Covid-19. Expertos explican  que las vacunas reducen el riesgo de muerte. Sin embargo, las personas sí pueden contagiarse y seguir transmitiendo el virus pese a estar inoculados. Por eso es importante mantener las normas de bioprotección.