Moradores del Batallón del Suburbio dicen sentirse amenazados por consumidores y expendedores de drogas. En las últimas horas se captó a un presunto microtraficante rompiendo una cámara de seguridad con un martillo