Los tornados provocaron destrucción masiva de zonas residenciales en Alabama y se esperan nuevas tormentas en este y otros estados.

El estado de Alabama fue arrasado por poderosos tornados que dejaron al menos tres muertos hasta este jueves, además de casas demolidas y apagones que dejaron sin electricidad a una parte importante de la entidad sureña de los Estados Unidos.