El aumento de contagios y muertes por COVID-19 sigue latente en Guayaquil. Durante el día a los hospitales y clínicas privadas llegan personas en busca de una cama en terapia intensiva.

Familiares de pacientes con el virus aguardan en los exteriores de los centros hospitalarios a la espera de información del estado de salud de la persona ingresada.