11 mineros quedaron atrapados en un socavón de 17 metros de profundidad en una mina del municipio de Neira en Colombia.