Por sexta ocasión consecutiva una fiesta clandestina fue descubierta en Imbabura y las personas muy molestas golpearon a las autoridades. Así ocurrió todo