Los homicidios tiene atemorizados a los residentes del cantón Durán en la provincia del Guayas. Las bandas delictivas acosan a los jóvenes para ofrecerles dinero y así lograr que se integren a sus organizaciones.