Después de días de agonía murió la pequeña que fue atacada, por un extranjero, en su vivienda ubicada en Quinsaloma, provincia de Los Ríos. La menor de cuatro años fue agredida con un arma blanca en el cuello. Las circunstancias aún no están muy claras, se sospecha que el atacante habría estado bajo los efectos de la droga y el alcohol pues no guarda relación alguna con la familia de la víctima.