Desde Guayaquil el ministro de salud, Mauro Antonio Falconí, reveló que al asumir el cargo no encontró un plan estructurado de vacunación contra covid-19. El nuevo ministro explicó que en 72 horas se ha logrado solucionar los principales errores para continuar con el proceso.

Las listas de vacunados ya ha sido enviado a la Fiscalía General del Estado como parte del proceso de indagación previa que sigue: "Nosotros no es que no queremos abrir un listado, pero realmente nosotros debemos estar conscientes que en mi calidad de médico no debo ser una persona que rompa la confidencialidad de historia clínica. La Fiscal lo hará".