Al norte de Inglaterra se realizó el primer concierto masivo presencial el pasado domingo. Se calcula que unos 5 mil jóvenes acudieron al evento donde no existió distanciamiento social ni uso de mascarilla. Sin embargo, para el acceso se tuvo que presentar una prueba de antígenos de COVID-19.