Cerca de dos meses, más de 400 migrantes permanecen estancados en Huaquillas, su destino es Perú, pero no han podido continuar con su periplo.