50 mil vacunas donadas por la farmacéutica china Sinovac llegaron a Uruguay para ser aplicadas a jugadores de fútbol sudamericano que disputaran la Copa América y otros torneos de la CONMEBOL.