En la urbanización San Felipe, al norte de Guayaquil, ladrones ingresaron a una vivienda y se varios objetos y artículos de gran valor. Para amedrentar a los dueños del domicilio amenazaron con disparar a un menor de edad y con lanzar un granada.