A pesar del temor, familiares de la guía de penitenciaria que fue asesinada en un bus, en Guayaquil, acudieron a la Fiscalía a poner la denuncia. Allegados aseguran que la orden de terminar con la vida de Cinthia salió de la cárcel.