Conmoción en el cantón Durán por el hallazgo de un cadáver en un pozo séptico. La víctima tenía dos semanas de desaparecida. Al parecer criminales intentaron desaparecer el cuerpo, los malos olores fue lo que alertó a los moradores.