En el allanamiento realizado a la casa del alcalde de Quito, Jorge Yunda, varios teléfonos celulares fueron incautados, uno de ellos pertenecía a su hijo Sebastián Yunda Yunda. El dispositivo electrónico del cual se extrajeron varias conversaciones de la aplicación WhatsApp.


Estos chats revelan como el hijo del alcalde realizaba negociaciones con empresas para contratos en el municipio de la ciudad.