El fin de semana pese a que regia el toque de queda las 24 horas, el ciudades como Cuenca, Loja, Esmeraldas y Quito ciudadanos imprudentes realizaron fiestas, mismas que fueron clausuradas por la Policía Nacional. Existen detenidos.